|

La UNDROP en el trabajo de los Mecanismos de Derechos Humanos de la ONU

Desde su adopción en 2018, la UNDROP se ha incluido en el trabajo de algunos mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas. En esta contribución, presentamos cómo se ha desarrollado este proceso, explicando al mismo tiempo por qué el Consejo de Derechos Humanos debe crear un nuevo Procedimiento Especial de la ONU con un mandato específico para supervisar la aplicación de UNDROP.

Integración de la UNDROP en el trabajo del Consejo de Derechos Humanos y de los Procedimientos Especiales

UNDROP en el Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos

Cuando creó el Consejo de Derechos Humanos en 2006, la Asamblea General de la ONU decidió que realizaría «un examen periódico universal, basado en información objetiva y fidedigna, del cumplimiento por cada Estado de sus obligaciones y compromisos en materia de derechos humanos de una forma que garantice la universalidad de la cobertura y la igualdad de trato respecto de todos los Estados».

En el Examen Periódico Universal (EPU), todos los Estados miembros de la ONU son evaluados por sus homólogos, que formulan recomendaciones para una mejor aplicación de los derechos humanos en el país examinado. El Estado examinado puede decidir entonces si acepta o si sólo toma nota de las recomendaciones formuladas.

Siguiendo los ejemplos de Bolivia, Sudáfrica, Portugal y Suiza, que formularon recomendaciones del EPU para impulsar su aplicación en otros países, los Estados deberían utilizar el EPU para proteger y promover los derechos de los campesinos.

Creación de un nuevo Procedimiento especial

Los Procedimientos especiales de la ONU reciben mandatos del Consejo de Derechos Humanos para promover y proteger los derechos humanos. Tienen mandatos temáticos, por ejemplo sobre la tortura o el derecho a la alimentación, o mandatos que abarcan todos los derechos humanos en un país concreto. Incluyen relatores especiales, expertos independientes, representantes especiales del Secretario General de la ONU y grupos de trabajo. Elaboran informes temáticos anuales, realizan visitas a países y envían comunicaciones a los Estados sobre violaciones de los derechos humanos. Pueden renovarse sin limitación, mientras que sus titulares no pueden ejercer más de seis años.

En su 54ª sesión, del 11 de septiembre al 13 de octubre de 2023, el Consejo de Derechos Humanos adoptó una resolución sobre los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en zonas rurales (A/HRC/RES/54/9). Con esta resolución, el Consejo creó un Grupo de Trabajo sobre la UNDROP, compuesto por 5 expertos independientes de las cinco regiones de la ONU. La resolución del Consejo de Derechos Humanos otorga al Grupo de Trabajo un amplio mandato: promover la difusión y aplicación del UNDROP; identificar lagunas en su aplicación y formular recomendaciones para subsanarlas; identificar y difundir buenas prácticas en este ámbito procedentes de diversas fuentes; facilitar los intercambios y la cooperación internacional sobre la UNDROP; colaborar con los órganos pertinentes de las organizaciones intergubernamentales; e informar al Consejo de Derechos Humanos y a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Para cumplir este mandato, el Grupo de Trabajo tendrá las mismas competencias que los demás Procedimientos Especiales, tal y como se ha descrito anteriormente.

En la 55ª sesión (febrero-abril de 2024), los titulares de mandatos fueron nombrados de la siguiente manera:

  • Por los Estados del continente africano: Sra. Uche Ewelukwa OFODILE (Nigeria)
  • Por los Estados de Asia y el Pacífico: Sra. Shalmadi GUTTAL (India)
  • Por los Estados de Europa del Este: D. Davit Hakobyan (Armenia)
  • Por los Estados de Europa Occidental y otros Estados: Dña. Geneviève SAVIGNY (Francia)
  • Por los Estados de América Latina y el Caribe: D. Carlos Duarte (Colombia)

La creación de este Grupo de Trabajo colma una importante laguna en materia de rendición de cuentas en el sistema de derechos humanos de las Naciones Unidas. Este nuevo órgano puede actuar como un catalizador a favor de la Declaración, proporcionando visibilidad y un importante apoyo para avanzar en la promoción y protección de los derechos establecidos en la UNDROP, aclarando las implicaciones de la Declaración, compartiendo las mejores prácticas y los principales retos, y recomendando medidas concretas a adoptar por los Estados y otros actores.

Ejemplos de inclusión de la UNDROP en el trabajo de los Procedimientos especiales

Siguiendo el ejemplo del Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación, que incluyó la UNDROP en sus recientes informes sobre violencia, sobre semillas y sobre la pandemia de Covid-19, todos los procedimientos especiales de la ONU deberían incluir la UNDROP en su trabajo.

En su informe de 2020 sobre deuda privada y derechos humanos, el Experto Independiente de la ONU sobre los efectos de la deuda externa, explicó que le preocupaba la deuda de las familias campesinas: «Dado que la tierra es a veces la garantía de los préstamos contraídos por los pequeños agricultores, el riesgo de pérdida de sus medios de subsistencia en caso de impago de la deuda es evidente cuando se enfrentan a un desastre natural, una mala cosecha o la caída de los precios de los productos básicos, a pesar de que deberían estar protegidos en tales situaciones por la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en zonas rurales».

La Relatora Especial de la ONU sobre el derecho a una vivienda adecuada, en sus Directrices de 2020 para la aplicación del derecho a una vivienda adecuada, se refirió a la UNDROP y afirmó que: «a) Los desalojos forzosos, tal como se definen en el derecho internacional de los derechos humanos, deben prohibirse en todas las circunstancias, independientemente de la situación de propiedad o tenencia de los afectados. Las víctimas de desalojos forzosos deben recibir una indemnización adecuada, reparación y acceso a una vivienda o a tierras productivas, según proceda».

El Grupo de Trabajo sobre la discriminación contra las mujeres y las niñas en su informe de 2020 sobre los derechos humanos de la mujer en el cambiante mundo del trabajo, recomendó a los Estados que «garanticen la igualdad de derechos de la mujer a poseer, controlar y acceder a la tierra, el crédito y otros recursos productivos» y garantizar «el disfrute sin discriminación por las campesinas y otras mujeres que trabajan en las zonas rurales de todos los derechos humanos y libertades fundamentales establecidos en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en las zonas rurales, incluidos el empleo decente, la igualdad de remuneración y las prestaciones de protección social, el acceso a actividades generadoras de ingresos y la protección contra todas las formas de violencia».

El Relator Especial sobre derechos humanos y medio ambiente incluyó numerosas referencias a UNDROP en su informe de 2020 sobre una biosfera sana. Para él «Cada vez se reconocen más los vínculos entre los derechos humanos y la salud de la biosfera. En recientes declaraciones de las Naciones Unidas se reconoce que los pueblos indígenas y los campesinos tienen derecho «a la conservación y protección del medio ambiente y de la capacidad productiva de sus tierras»». Refiriéndose a la UNDROP, subrayó que «los Estados tienen obligaciones particulares para con los pueblos indígenas y las comunidades locales y campesinas. La máxima prioridad implica el reconocimiento de sus títulos, tenencias y derechos sobre la tierra, reconociendo la existencia de diferentes costumbres y sistemas, incluyendo la propiedad colectiva y los modelos de gobernanza. (…) Los Estados están obligados a prevenir los abusos contra los derechos humanos -desalojos, desplazamientos, palizas, torturas y asesinatos- derivados de la conservación excluyente y militarizada. Los Estados deben «adoptar medidas apropiadas para promover y proteger los conocimientos tradicionales, las innovaciones y las prácticas de los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales, incluidos los sistemas agrarios, pastoriles, forestales, pesqueros, ganaderos y agroecológicos tradicionales pertinentes para la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica.

El Relator Especial sobre los derechos humanos y el medio ambiente también incorporó a UNDROP en su informe de 2021, en el que documentaba las catastróficas consecuencias para el medio ambiente, la salud y los derechos humanos de los sistemas alimentarios industriales, las dietas poco saludables y el desperdicio de alimentos, pero también ofrecía orientación basada en los derechos humanos para una acción transformadora de cara al futuro.

El Relator Especial sobre agua y saneamiento también se basó en la UNDROP para enmarcar su informe de 2022 a la Asamblea General sobre el cumplimiento de los derechos humanos al agua potable y al saneamiento en las comunidades rurales empobrecidas.

Para encontrar todas las referencias a la UNDROP, visite nuestra página dedicada aquí.

Integración de la UNDROP en las resoluciones del Consejo de Derechos Humanos

El trabajo de inclusión de la UNDROP en todos los niveles de la ONU, llevado a cabo por los procedimientos especiales, los Estados y las organizaciones de la sociedad civil, ha dado nuevos frutos con un renovado interés por parte del Consejo de Derechos Humanos. Este interés estuvo marcado, por supuesto, en primer lugar por la creación del Grupo de Trabajo sobre UNDOP, como ya hemos mencionado, pero también por la inclusión de UNDROP en otras resoluciones del Consejo.

Este fue el caso de la resolución sobre la promoción y protección de los derechos económicos, sociales y culturales en el contexto de la lucha contra las desigualdades, adoptada al final de la 54ª sesión del Consejo en octubre de 2023, que incorporó a UNDROP en el marco jurídico en el que se basaba la resolución. También cabe mencionar la resolución sobre el derecho a la alimentación, adoptada al final de la 55ª sesión del Consejo, en abril de 2024, que, basándose en la UNDROP, reconoció «la contribución realizada por los campesinos, los pequeños agricultores, los agricultores familiares y otras personas que trabajan y viven en zonas rurales, los pescadores artesanales y los pescadores en pequeña escala de todas las regiones del mundo contribuyen al desarrollo y la realización del derecho a la alimentación, la seguridad alimentaria y la nutrición, que son esenciales para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible».


Llamamientos a la acción dentro de la ONU

Con motivo del primer aniversario de la UNDROP, el 17 de diciembre de 2019, nueve procedimientos especiales de la ONU y cuatro miembros de órganos de tratados de la ONU publicaron una declaración conjunta en la que se comprometían a proteger los derechos campesinos y de otros trabajadores rurales, a integrar estos derechos en el ejercicio de sus mandatos y a orientar a los Estados sobre cómo pueden aplicarlos. Pidieron al Consejo de Derechos Humanos que cree un nuevo procedimiento especial para supervisar la UNDROP, y a los Estados que protejan a los defensores de los derechos humanos a la tierra, el medio ambiente y los recursos naturales, que son las primeras víctimas de la criminalización, la intimidación y los ataques contra su integridad física y su vida. Los titulares de estos mandatos subrayaron que los campesinos y otros trabajadores rurales «deben ser reconocidos como agentes de cambio y actores esenciales en la implementación local, nacional e internacional de (…) La UNDROP, y no sólo como víctimas de discriminación o en términos de vulnerabilidad». Pidieron la creación de un Fondo de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas para los campesinos y otros trabajadores rurales, con el fin de apoyar su participación en las actividades del sistema de las Naciones Unidas. Añadieron que la aplicación efectiva de la UNDROP no se llevará a cabo sin una participación significativa de las bases.

El 16 de diciembre de 2022, doce titulares de mandatos de procedimientos especiales de la ONU hicieron pública una declaración conjunta sobre la necesidad de actuar en relación con la UNDROP, en la que destacaban que «además de su exposición desproporcionada a la degradación medioambiental, las sustancias tóxicas, el acaparamiento de tierras y el cambio climático, los campesinos y los trabajadores rurales también sufren las cargas causadas por la pobreza, el hambre y la malnutrición. Más recientemente, su situación se ha vuelto aún más calamitosa, debido a los efectos directos de la pandemia del COVID-19, así como a su posterior impacto nocivo sobre los alimentos y la crisis del coste de la vida».

Los procedimientos especiales de la ONU elogiaron a los campesinos y otros trabajadores rurales de todo el mundo que han demostrado una gran resistencia ante los múltiples retos y la opresión interseccional a la que se enfrentan ellos y sus comunidades, y pidieron a los Estados que hagan más para protegerlos, apoyarlos y escucharlos. Para los procedimientos especiales, «la UNDROP proporciona un marco para permitir una transición justa hacia un sistema alimentario en el que florezcan la biodiversidad y los derechos humanos. (…) La UNDROP no sólo proporciona un reconocimiento de los derechos y contribuciones de los campesinos y trabajadores rurales, sino que también sirve como hoja de ruta para que los Estados, la ONU, las empresas y otras partes interesadas tomen medidas concretas sobre el terreno».

Además, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha destacado a los Estados virtuosos en este ámbito, animando a otros Estados miembros a inspirarse en las buenas prácticas ya establecidas en algunas legislaciones nacionales para contribuir a la aplicación del UNDROP. Un ejemplo de ello son las felicitaciones dirigidas a Colombia en el informe de la Oficina del Alto Comisionado sobre la situación de los derechos humanos en Colombia en marzo de 2024. Estas felicitaciones se referían a la reforma del artículo 64 de la Constitución colombiana, que reconoce a los campesinos como sujetos de derecho y de especial protección, y a la aprobación del Acto Legislativo 03 de 2023, que crea una jurisdicción especializada agraria y rural.

Integración de UNDROP en el trabajo de los órganos de tratados

Los órganos de tratados de la ONU están compuestos por entre 10 y 25 expertos independientes. Supervisan la aplicación de los tratados de derechos humanos de la ONU. Examinan los informes periódicos de los Estados Partes sobre las medidas adoptadas para aplicar los tratados de derechos humanos de la ONU. También examinan las comunicaciones en las que se denuncian violaciones de los derechos protegidos por los tratados de derechos humanos de la ONU. Presentan recomendaciones a los Estados Partes en forma de «observaciones finales» al término del examen de los informes periódicos, y de «dictámenes» al término del examen de los procedimientos de comunicación. También adoptan observaciones generales o recomendaciones generales en las que definen los derechos y las obligaciones de los Estados consagrados en los tratados de derechos humanos de la ONU. Y adoptan declaraciones sobre cuestiones o situaciones de actualidad que son especialmente relevantes para la aplicación de los tratados de derechos humanos de la ONU.

Todos los órganos de tratados de la ONU deberían incluir también el seguimiento de la UNDROP en su trabajo. El hecho de que la UNDROP se base en una serie de tratados de la ONU de derechos humanos que estos órganos supervisan, como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares, facilitará la labor de los órganos de tratados de la ONU a la hora de considerar cómo deben interpretarse las obligaciones estatales en virtud de su tratado concreto en el contexto de los derechos de loscampesinos y de otros trabajadores rurales.

En su declaración conjunta publicada con los procedimientos especiales de la ONU en diciembre de 2019, cuatro miembros de los órganos de tratados de la ONU – el Comité sobre los Trabajadores Migratorios, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Comité CEDAW), el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y el Comité de los Derechos del Niño – se comprometieron a integrar, o recomendar la integración de la supervisión de la UNDROP en el ejercicio de sus mandatos, para proteger los derechos de los campesinos y otros trabajadores rurales, y proporcionar orientación a los Estados sobre cómo pueden implementar UNDROP. Desde entonces, se han hecho algunas referencias a la UNDROP en los trabajos de los órganos de tratados de la ONU.

Comité DESC

En sus Observaciones Finales a Guinea en 2020, el Comité de DESC recomendó al Estado que «garantice progresivamente a todos los campesinos el acceso a los programas de apoyo y a las soluciones agroecológicas sin discriminación, respetando la elección de cada uno, de acuerdo con la UNDROP».

El Comité también se refirió a la UNDROP en su Observación General No.25 sobre Ciencia y DESC adoptada en 2020. Utilizando la UNDROP estableció que: «el derecho a participar en el progreso científico y sus aplicaciones en la agricultura y a disfrutar de sus beneficios debe preservar, y no violar, el derecho de los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales a elegir las tecnologías que más les convengan». En su Observación, el Comité también afirma que: “los Estados partes deberían adoptar medidas adecuadas para que la investigación y el desarrollo agrícolas incorporen las necesidades de los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales y para que estos participen activamente en la determinación de las prioridades en materia de investigación y desarrollo y en su realización, teniendo en cuenta su experiencia y respetando sus culturas.”

Más recientemente, incluyó varias referencias a los derechos de los campesinos y otros trabajadores rurales en su Observación General sobre la tierra y los DESC, adoptada en 2022. En esta Observación General, el Comité DESC, por ejemplo, pidió a los Estados que «eviten adoptar políticas para mitigar el cambio climático, como la captura de carbono mediante la reforestación masiva o la protección de los bosques existentes, que conduzcan a diferentes formas de acaparamiento de tierras, especialmente cuando afectan a las tierras y territorios de poblaciones en situación de vulnerabilidad, como los campesinos o los pueblos indígenas».

Comité de la CEDAW

En su Recomendación General sobre los derechos de las mujeres rurales, adoptada en 2016, el Comité de la CEDAW hizo numerosas referencias a los derechos de las mujeres campesinas, aunque fue adoptada antes que la UNDROP. También es importante señalar que en sus Observaciones Finales a Colombia en 2019, el Comité CEDAW, por ejemplo, recomendó al Estado que «considere la posibilidad de incorporar los principios contenidos en la UNDROP en los instrumentos jurídicos y normativos relativos a las mujeres rurales».

Comité de derechos humanos (sobre derechos civiles y políticos)

En 2019, el Comité de Derechos Humanos se convirtió en el primer órgano de tratados de la ONU en referirse a la UNDROP en su jurisprudencia, con su decisión en Portillo Cáceres y otros c. Paraguay. En este caso, el Comité de Derechos Humanos explicó que Portillo Cáceres y los miembros de su familia – una familia campesina que había sido envenenada por los agroquímicos utilizados en las grandes plantaciones cercanas, que también contaminaron sus tierras y otros recursos naturales – dependen de sus cultivos, árboles frutales, ganado, pesca y recursos hídricos para su sustento. Añadió que tienen un apego y una dependencia especiales de la tierra, utilizando las palabras del artículo 1 de la UNDROP y remitiéndose a él. El Comité de Derechos Humanos concluyó que, por lo tanto, estos elementos pueden considerarse incluidos en el ámbito del «hogar», es decir, el lugar donde una persona reside o ejerce su ocupación habitual. Dado que la contaminación ha repercutido directamente en los cultivos, los árboles frutales, el ganado, la pesca y los recursos hídricos de la familia Cáceres, se ha violado su derecho a la intimidad, a la familia y al hogar.

Integración de la UNDROP en otros instrumentos internacionales

Mientras que los distintos órganos de los tratados han utilizado la Declaración como referencia, también se ha hecho referencia a ella en varios borradores que incluyen los derechos de los campesinos. En el proyecto de Pacto Internacional sobre el Derecho al Desarrollo presentado en la 54ª sesión del Consejo de Derechos Humanos (A/HRC/54/50), se mencionan sus disposiciones en el preámbulo. Además, el artículo 18 de este proyecto se refiere directamente a los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales, inspirándose en el UNDROP. Establece que los campesinos y otros habitantes de las zonas rurales tienen derecho a definir sus propias prioridades y estrategias de desarrollo, y a participar activa y libremente en la formulación y aplicación de leyes y políticas que afecten a sus vidas y medios de subsistencia. También establece que los Estados deben consultar y cooperar con estas poblaciones de forma transparente antes de adoptar leyes o políticas que puedan tener un impacto en sus derechos.

El último borrador revisado de la Declaración sobre los Derechos Humanos y la Solidaridad Internacional (A/HRC/53/32*) expone una serie de argumentos a favor de la revisión para tener en cuenta la evolución en la ONU y en todo el mundo, así como otros instrumentos clave como el UNDROP. De hecho, el informe del Experto Independiente afirma que: «Recordando la determinación de los Estados, consagrada en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en zonas rurales, de dar un paso adelante en el compromiso de la comunidad internacional de lograr avances significativos en la acción en materia de derechos humanos, mediante un esfuerzo mayor y sostenido de cooperación y solidaridad internacionales, en particular con respecto a las medidas que deben adoptarse para cooperar en la solución de los problemas transfronterizos de tenencia de la tierra a que se enfrentan los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales que se extienden más allá de las fronteras internacionales. «

Academia de DIH y de DH a Ginebra – 2019 – La Aplicación de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Campesinos y de Otras Personas que Trabajan en las Zonas Rurales

REFERENCIAS SOBRE LA UNDROP EN LA LABOR DE LOS MECANISMOS DE DERECHOS HUMANOS DE LAS NACIONES UNIDAS

Publicaciones Similares